Vestir de negro siempre será tendencia y nunca pasará de moda, muchas mujeres sentimos ese miedo inexplicable de explorar con colores sobrios, transparencia u outfits mucho más sexys porque estamos acostumbradas a usar lo cotidiano para llevar nuestras actividades. Sin embargo  la interrogante surge cuando nos preguntamos ¿Por qué no atreverse? Y llevar ese vestido que sin duda te hará lucir esplendida.

La pieza negra es ese clásico que no te puede faltar en tu closet, donde podrás combinarlo con unos zapatos de cualquier color y no te verás aburrida, ni fuera de lo novedoso, recuerda que el vestido oscuro siempre representará la versatilidad ya que puedes jugar con el peinado, maquillaje, zapatos y accesorios, para crear lo que desees proyectar desde lo más sencillo hasta lo más atractivo.

Para las mujeres curvilíneas podría funcionar perfectamente, ya que el vestido negro estiliza la figura, no importa si eres morena o blanca, si es corto o largo, con encaje o transparencia, en todo momento complementará tu proyección y personalidad.

Claro se debe tener cuidado en mantener digamos esas usuales reglas para no caer en lo trivial o aburrido y es que recuerda que si usas un vestido corto con escote o transparencia, debes evitar usar collares, zarcillos o complementos muy llamativos para mantener ese equilibro perfecto en tu imagen final.

La diseñadora de moda Phobe Philo, indicó en algún momento que “la elegancia no consiste en llamar la atención, sino en ser recordada”. Y es que todas, pero absolutamente todas las mujeres buscamos generar una impresión en otros con nuestra imagen, que no es lo más importante pero muchas veces habla por sí solo.

Sin dudar muchas veces tenemos la presión social de cómo deben ser las cosas o como debemos vestir, pero lo importante en todo ello, es que a la hora de usar la prenda lo ideal es que te sientas cómoda, libre y segura.

El negro es y será el color que no pasa de moda, que siempre está en tendencia para cualquier tipo de ocasión y si quieres combinar un lindo vestido para verte diferente le puedes agregar unas medias pantys en el mismo color y serás sin duda la mujer que atrapará miradas.

Te damos algunas razones por las que el vestido negro nunca pasará de moda

  1. Nuevos estilos: El vestido negro siempre te hará lucir impactante y tiene un punto a favor y es que puedes lucirlo con cualquier tipo de detalle para crear el look perfecto.
  2. El clásico Infalible: En el mundo de la moda todo se va y regresa, pero el vestido negro siempre estará presente siendo el clásico para verte muy chic, así que si no tienes uno en tu closet sal a buscarlo pero ya.
  3. Fácil de combinar: Combina con otros colores y le puedes agregar otros accesorios e inclusive el estilismo para inyectarle ese estilo final que quieres definir.
  4. Te estiliza: Recuerda que los tonos oscuros siempre te ayudarán a estilizar visualmente tu figura.
  5. En todo momento: Lo puedes usar para ir a la oficina, en una ocasión especial o para ir a una fiesta. Que el vestido negro se vuelva tu mejor aliado.

Un vestido negro es una pieza imprescindible en el closet de cualquier mujer, si optas por obtenerlo no dudes experimentar con transparencias, bordados, encaje, seda y tejidos, crea tu estilo y ten presente que los vestidos negros te aportaran un toque único de elegancia y sensualidad.

Significado del color negro

Para algunos el color negro significa un cumulo de connotaciones negativas que no representan emociones ni muchas alegrías, sin embargo algunos psicólogos mencionan que este color en su aspecto positivo representa serenidad, fortaleza, profundidad y prestigio.

Nunca es tarde para tener vestidos cortos en nuestro closet, es algo sumamente importante para toda mujer. Por ello la tendencia del negro básico será tu mejor aliado para los próximos días.

Por último, ten presente que el clásico vestido negro jamás te fallará y estamos seguros que proyectará la imagen ideal que deseas.

Si quieres ser la protagonista de tu historia atrévete a usar vestidos y piezas novedosas que te hagan lucir diferente y apropiada para cada ocasión.