Los colores y estilos que usamos al momento de vestirnos reflejan una parte muy importante de nuestra personalidad y sentimientos al mundo exterior, por lo que siempre nos esmeramos en que la ropa refleje exactamente cómo nos sentimos en un día en específico o en cualquier momento de la vida.

Para nosotras es tan importante esto que reflejamos que solemos juzgar a los demás por lo que llevan puesto y no por lo que puedan decir o pensar. Es por esto que es tan importante vestir de la forma en cómo deseamos que nos traten los demás.

Por todo lo que hemos mencionado con anterioridad es que muchas chicas se interesan por los colores, tanto por los que usan ellas mismas como por los que usan quienes las rodean. Uno de esos tantos colores es el negro, el cual está ganando cada vez más popularidad en el público juvenil.

Esto no era algo común ya que siempre ha sido un color relacionado con sentimientos negativos como la tristeza o el luto, pero eso ha cambiado radicalmente con el paso de los años. Hoy en día, lejos de considerarse como un color triste, vestir de negro se relaciona con la elegancia y buen gusto dependiendo del contexto en el cual se utilice.

Por esta y muchas cosas más, el negro ofrece muchísimas ventajas a quienes lo usen y aquí te revelamos algunas.

Es perfectamente combinable

Una de las características que más definen al color negro, y una de las razones por las que es tan demandado, es que es perfectamente combinable literalmente con lo que sea. Por tratarse de un color neutro, hay un mar infinito de posibilidades para usar con él, sobre todo si se trata de prendas y accesorios de colores muy escandalosos que no pueden unirse con cualquier cosa. Pues con el negro vaya que pueden y los resultados pueden ser mejores de lo esperado.

Un ejemplo para vestir de negro podría ser un atuendo en el cual se combine con tonos rojos. Es bien sabido lo fabulosos que pueden verse ambos colores juntos, por los que siempre será una buena idea unirlos en un mismo look.

Si tienes una blusa larga de color negro, se va a ver bellísima con unos leggings o pantalones de color rojo por el contraste que se produce entre las dos prendas que hayamos elegido. Si a esto le sumamos unos zapatos que vayan a tono con alguna de las dos, el resultado puede ser realmente maravilloso.

Supongamos que el caso es el contrario y tenemos una blusa roja con unos leggings negros. El resultado es igual de divino porque seguimos teniendo presente al eje central y combinable de todo, es decir, el negro.

En cuanto al calzado que piensas incluir en este look, aplica lo mismo que con el ejemplo previa y puede ir a tono con cualquiera de las dos prendas que ya mencionamos sin ningún problema.

Lo que decimos que no es muy aconsejable, es usar unos zapatos que no sean ni negros ni rojos porque es muy posible que tengamos dos colores muy intensos en un solo atuendo, lo cual no es muy buena idea que digamos.

Puede usarse para cualquier ocasión a cualquier hora del día

Otro de los beneficios más conocidos al vestir de negro es que puede ser usado en cualquier ocasión y a cualquier hora del día sin límite alguno. Atrás quedó el mito de que este color estaba reservado para el luto o las ocasiones de mucha rigidez. Ahora, podemos llevarlo puestos siempre que queramos hacerlo sin ningún problema.

Según los consejos ofrecidos por algunas páginas dedicadas al tema de la moda, el negro es muy aconsejable para ocasiones de mucha formalidad en la que vayan a tratarse temas muy importantes como una entrevista de trabajo o una reunión de negocios con clientes difíciles.

Esto se debe a que este es un color que denota fuerza y seguridad en sí misma, imagen que desde luego nos conviene si vamos a tratar asuntos de intereses laborales. Si estamos en posesión de un blazer negro, hemos dado con una de las prendas ideales para las ocasiones anteriormente descritas. De este modo, estamos preparadas para enfrentar lo que sea y a quien sea.