Los jeans son por excelencia las prendas casuales que sacan a las mujeres de cualquier apuro y que pueden ser combinadas casi con cualquier accesorio y color. Nunca faltan en el guardarropa femenino y son el complemento perfecto para cualquier situación y fecha siempre que sean combinados con las piezas y accesorios adecuados. Por esta y muchas otras razones, los jeans nunca han dejado ni dejaran de ser unas de las prendas más versátiles y usadas por el colectivo femenino.

Cuando decimos todo lo anterior, queda muy claro que nos referimos a los jeans clásicos, pero sabemos que han salido varias versiones con distintos colores y tonos ¿qué pasa cuando los jeans son rojos? ¿Qué ocurre cuando los jeans tienen un color tan intenso y difícil de combinar como este?

Pues, por supuesto que la cosa se complica bastante, pero tampoco es el fin del mundo. Si dejas de comprar esos pantalones que viste y que tanto te gustaron por tener un color como este, cometes una grave equivocación. Los puedes comprar con toda confianza porque te vamos a decir cómo lograr que luzcan divinos.

Jeans rojos con blusa blanca

El blanco siempre será una buena opción cuando quieras usar una prenda con un color tan complicado como el rojo y no sepas qué hacer con ella. En este caso concreto, vas a usar una blusa blanca que puede ser de cualquier estilo y largo.

Algo que si deberías tener en consideración es qué tan ceñido u holgado quedan los jeans a tu cuerpo. Si son muy ajustados, sería ideal que usarás una blusa un poco holgada para que hagas contraste las miradas se dirijan a donde tú quieres, es decir, tus llamativos jeans. No es tan común que los jeans queden flojos, pero si es el caso la blusa puede quedar más entallada a tu cintura sin ningún problema.

Para combinar con lo anterior, lo ideal sería que optaras por un calzado rojo que haga juego con tus jeans, pero no tiene que ser una norma. Si no tienes los zapatos rojos, los puedes reemplazar por unos negros o blancos sin ningún problema.

No deberías usarlos en otro color porque, como ya hemos mencionado, el rojo no es sencillo de combinar y siempre deben preferirse los tonos neutros por encima de otros.

Jeans rojos con blusa rosa pálido

Esta mezcla es un poco más arriesgada que la anterior ya que la blusa no es del tono que se esperaría con unos pantalones tan vistosos. El detalle es que el tono de la blusa no sea tan intenso como el de los jeans.

En este caso, podríamos recomendarte que el rosa sea lo más pálido y claro posible para no llevar un look con dos colores tan antagónicos. Para este caso, sería fabulosa una de esas blusas que van más hacia el blanco que hacia el rosa, lo que lograría el efecto deseado en el resultado final.

En cuanto al calzado, puedes seguir las mismas recomendaciones que en el look anterior. Ya que la blusa es rosa pálido, puedes usar unos zapatos de este mismo color en caso de que los tengas o logres conseguirlo.

Si no es así, lo mejor es que te vayas por lo más seguro, es decir, el negro y el blanco. Cuando no se tienen muchas opciones entre las cuales escoger, lo mejor es no arriesgar demasiado porque se puede terminar haciendo un verdadero desastre.

Jeans rojo y blusa negra con detalles rojos

Esta es posiblemente la combinación más recomendable de las tres que has encontrado aquí. Decimos esto porque la blusa del look que estamos proponiendo ahora es negra casi en su totalidad, pero tiene unas pequeñas flores rojas que podrían lucir increíbles con unos pantalones del mismo color. Además de que el negro va muy bien con el rojo, tiene unos adornos que hacen juego ¿Qué más se podría pedir?

Hablando de los zapatos, se recomienda que sean negros o rojos para que combinen con cualquiera de las dos prendas principales. En este caso, no es muy aconsejable que se usen zapatos blancos porque no lucirían muy equilibrados que se diga con una blusa como esta. De igual manera, el veredicto final lo tendrás cuando te lo veas todo puesto.