Las blusas cortas han sido unas prendas muy satanizadas durante décadas debido a que muestran una gran parte de la autonomía de la mujer, cosa que no era para nada aceptable en otra época muy distinta a la actual. Sin embargo, los tiempos han cambiado y con ellos los atuendos y las formas de vestir que alguna vez fueron la norma. Ahora, las blusas cortas no son mal vistas y forman parte del guardarropa de muchas mujeres que decidieron dejar a un lado sus complejos y lucir lo que la naturaleza les ha dado con todo el orgullo del mundo. 

En vista de los cambios de estilo que se han producido a lo largo de los años, las blusas cortas se han convertido en unas piezas de ropa muy importantes en el armario femenino porque cada vez son más las féminas que dejan atrás los complejos y prejuicios para comenzar a mostrar su propio estilo a los demás. Para ellas, un sinfín de tiendas se han dado a la tarea de proveer  a las damas de la moda que están buscando y, desde luego, las blusas cortas están incluidas. Para las que no tienen ni idea de cómo combinar y usar estas maravillosas prendas.

Escoge la longitud de la blusa según el look que vayas a usar

Es muy importante que sepas qué look quieres lograr y cómo puedes sacarle partido a tu blusa corta tenga la longitud que tenga. Como sabes, hay blusas que solo cubren la parte del busto, otras tienen corte por encima del ombligo y hay otras que cubren el ombligo dejando al descubierto solo un poco de piel. Es aquí donde debes tener mucho cuidado con la elección del pantalón que vas a usar porque es el que va a determinar qué tan bien vas a verte y qué tan cómoda te sientas.

El truco que muchas mujeres usan es el de usar un blusa cuyo corte se dé un poco arriba de la cintura de manera que se logre un efecto reductor en esta área. Con esta técnica, lograrás que tu cintura se vea más delgada y tu atuendo luzca mucho más elegante. Adicionalmente, puedes combinar esta blusa con un pantalón de talle alto que cubra cierta parte de tu abdomen. Esa parte de tu cuerpo que estás revelando es la que va a atraer todas las miradas a tu alrededor.

Puedes combinar tu blusa o top corto con leggins

Hay maneras de verse sumamente elegante con un top corto deportivo. Solo tienes que ponerle un poco de imaginación a tu atuendo y podrías sorprenderte a ti misma con los resultados. A este top corto lo puedes combinar con unos sensuales y modernos leggins que cubran una parte muy importante de tu abdomen. Aunque no vas a dejar al descubierto la zona abdominal, salvo una pequeña franja de piel, el atuendo sigue siendo muy sugerente debido a lo corto del top y lo ajustado de los leggins. 

Aunque no se trata de un look demasiado formal, no deja de ser importante que prestes la debida atención a los colores que usarás. Una de las cosas que puedes hacer es optar por un top de tonos negros o blancos y unos leggins de con los mismos colores. Si a dichas prendas le añades unas sandalias a juego, puedes verte bastante elegante sin proponértelo. Para cerrar con broche de oro, puedes llevar un bolso con los tonos ya nombrados.

Otra opción que tienes es la de mantener los leggins negros, pero cambiar el top negro por uno blanco. El efecto es muy parecido y va a lucir igual de elegante porque estos dos colores combinan con todo y funcionan perfectamente bien entre sí.

Puedes usar las blusas cortas con jeans

Esta es un forma muy sencilla de combinar las blusas cortas cuando no tienes leggins a los cuales recurrir. En este caso, todos los tipos y colores de jeans son válidos para ser combinados con todo, pero hay detalles que pueden hacerte lucir aún más estupenda que otros.

Si posees unos jeans o pantalones de cualquier tipo con tonos rojizos, solo imagina lo increíbles que lucirían con un top negro que deje lucir tu precioso abdomen casi en su totalidad. Si estos pantalones rojos tienen detalles negros o que hagan juego con el color de top que estés usando, habrás dado con la combinación de una ganadora.