Ha llegado el otoño y con él muchas preocupaciones en torno y lo que deberíamos usar y lo que no en esta época del año en particular. Sucede que a medida que van transcurriendo los meses del año cambian las tendencias en la moda, por lo cual, lo que fue tendencia durante el verano ya no lo será en estos meses aunque percibamos que ha pasado muy poco tiempo.

En los primeros lugares en los que notamos estos cambios es en las pasarelas más reconocidas a nivel mundial que son las marcan la pauta en torno a diseños, estilos y colores.

No siempre es fácil estar a la moda y seguir los parámetros dictaminados por esta en nuestra vida cotidiana, pero tampoco es tan complicado como muchos han querido hacer ver.

Es más, puede ser realmente sencillo si se tiene la certeza de todas y cada una de las prendas y todos que tenemos en el armario. Algunas de nuestras queridas lectoras pueden pensar que es insólito que no sepamos qué ropa tenemos, pero esa es la triste realidad.

Compramos y compramos ropa por puro hobby sin preguntarnos cuándo ni cómo vamos a usar la prenda que estamos adquiriendo. Por lo mismo, podemos sorprendernos mucho cuando revisamos nuestro guardarropa a fondo y notamos que ni siquiera recordamos en qué momento compramos tal o cual pieza.

Adicional a eso, también se deben tener en cuenta los colores de cada una de estas prendas, ya sea que las usemos frecuentemente o no. Aunque no estemos en posesión de los atuendos exactos que vemos en las pasarelas, si somos capaces de imitar los tonos y estar en tendencia de una forma o de otra.

Lo mejor del caso es que los de esta temporada son realmente fáciles de conseguir, por lo que no vamos atener ningún problema en usarlos y ser la envidia de todas nuestras amistades ¿Quieres saber de qué colores hablamos? Pues aquí los tienes.

Rojo

No son pocos los sorprendidos con el hecho de que este color sea uno de los que estén marcando tendencia en este otoño invierno por varias razones. Nos encontramos en una época de bajas temperaturas que se ha caracterizado por colores opacos y fríos, pero eso ha cambiado y de forma radical.

Hablamos de un rojo muy vivo e intenso que no ha sido muy típico de una estación como esta, lo cual no ha impedido que se posicione como uno de los predilectos por muchos de los más famosos diseñadores.

Aunque se trata de un color que siempre está presente en el guardarropa femenino, no suele tener demasiado protagonismo. Este año, eso ha cambiado enormemente porque ahora ha pasado a ser uno de los protagonistas indiscutibles luego de haber pasado tanto tempo siendo ignorado.

Es ampliamente recomendado para todas aquellas que tienen una cabellera negra o castaña porque el contraste con as prendas de este color va a ser increíblemente favorecedor para ellas. Por lo mismo, las chicas con estas características deben apostar con muchísima fuerza por él.

Color borgoña

Muchos consideran al borgoña como una tonalidad más oscura del rojo del que hemos hablado previamente, pero son muy distintos el uno del otro. A diferencia del anterior, este tono si es mucho más típico de las épocas frías como la que vivimos actualmente, por lo que muchas de las más reconocidas firmas lo han incluido entre sus propuestas. Es por esta misma razón que ha estado tan presente en las pasarelas de moda últimamente.

Aunque no es el centro de atención por los momentos, en ningún momento se descarta que va a seguir apareciendo como una opción viable para todas aquellas que quieran imitar lo visto en sus desfiles favoritos. Además, el borgoña se ha visto en un sinnúmero de accesorios y prendas, por lo que puede estar presente de muchas formas.

Amarillo

La aparición del amarillo como tendencia en esta época ha sido una sorpresa al igual que el rojo por tratarse de un color intenso y vibrante, pero no se trata de uno tan claro. Se trata más bien un amarillo un poco más oscuro llegando a parecerse al mostaza, dejando de lado su característica tonalidad viva.

A pesar de que el amarillo que se ha visto últimamente es un poco más oscuro de lo habitual, también han estado presentes otros tonos. Ya sería cuestión de los gustos y necesidades de la usuaria, quien va a decidir cuál tono le va mejor.