Es innegable que el blazer es una de las prendas más elegantes y sofisticadas que se pueden usar en ambientes laborales de mucha formalidad. Aunque lo ideal es que sea usado en lugares en los que se desenvuelven ejecutivos o empresarios de todo tipo, esta hermosa prenda no tiene por qué estar relegada a ese único uso.

También puede ser una prenda increíblemente fácil de combinar y una muy buena alternativa para salir de apuros cuando no tienes ni idea de qué ponerte en determinada ocasión.

Para las situaciones formales a las que muchos nos vemos sometidos día a día solemos usar trajes de corbata o los ejecutivos con faldas en el caso de las damas, pero las combinaciones que puedan hacerse con un blazer ya no tienen nada que ver con este tipo de vestimenta. En caso de que tengas uno o más blazers guardados en tu armario y no tengas ni la más remota idea de qué hacer con ellos, no te angusties ni compliques. Aquí te decimos qué hacer. 

Blazer negro con pantalones beige y camisa blanca

Si estás en posesión de un blazer negro, te tenemos muy buenas noticias. Tus posibilidades son infinitas y puedes llevar a cabo un sinfín de combinaciones que probablemente tú ni te imaginabas. Ya con ese color, se te amplia el horizonte de una forma indescriptible porque los tonos neutros así como el negro lucen muy elegantes con cualquier prenda que se les una y más si hablamos de una pieza tan sofisticada como un blazer.

Aunque son muchas las opciones que tienes con el blazer negro, seguramente querrás un buen ejemplo de qué hacer con él. Pues bien, imagina lo hermosa que lucirías si, junto con el blazer, te colocaras unos pantalones de color beige y una sencilla blusa blanca debajo del mismo. No solo vas a verte como la más elegante de las ejecutivas, sino que además te vas a ver muy atractiva. Si a todo esto le sumas unas gafas oscuras y un elegante y bien peinado cabello recogido, ten por seguro que ni en la calle ni en tu ambiente laboral van a poder apartar los ojos de ti.

En cuanto al calzado, es muy importante que tomes en cuenta que no deberías usar zapatos muy bajos con este look. Al contrario, deberías preferir los tacones, ya sean sandalias o botines. El color debería ser más o menos similar a alguno de los presentes en el resto de las prendas que usarás que, de paso, son todos tonos neutros. Si tienes tacones de color dorado, también va muy bien con las prendas que ya hemos señalado.

El maquillaje con el que acompañes todo esto no debería ser tan llamativo. Recuerda que, en muchos casos, menos es más y aquí aplica a la perfección. Solo basta con que apliques un sensual labial rojo o purpura que va a contrastar muy bien con todo lo demás.

Blazer fucsia con pantalones negros y camisa blanca

Un blazer de color fucsia, por obvias razones, ya es un poco más complicado de combinar y tus posibilidades se reducen drásticamente. Aunque la gama de colores entre los que puedes elegir es un poco más reducida, no puedes negar que una prenda como esta y de semejante color te va a hacer lucir como una reina siempre que hagas la selección adecuada de prendas para combinar con ella.

A un blazer como este lo puedes combinar con unos pantalones negros (recordemos que el negro se lleva bien con lo que sea) y una blusa ajustada de color blanco, tal y como en el caso anterior. Aunque lo mejor sería que usarás pantalones negros, no es una tragedia que los reemplaces por otro color. Los puedes cambiar por unos grises, beige o blancos. Lo que si debes tener muy presente es que no sean tan llamativos como el blazer porque va a perder todo el protagonismo y el look en general no va a lucir para nada equilibrado ni elegante.

En lo que a calzado se refiere, puede ser muy similar al del look anterior. Recuerda que los zapatos deben poseer tonos neutros o, al menos, uno similar a las prendas que se están usando.