Son muchos los que piensan que la sensualidad y el coqueteo están reñidos con la elegancia y la sofisticación, pero eso es una completa falsedad. Hay muchísimas formas de lucir atractiva y sofisticada al mismo tiempo, contrario a lo que puedan decir algunos cuyos puntos de vista son anticuados poco adaptables a la moda actual. No tenemos por qué elegir entre lucir sexis o elegantes porque una no está reñida con la otra. Todo lo que hay que hacer es dar con los estilos y combinaciones sexis, así se unen ambas cosas.

Hay tantas formas de lograr combinaciones sexis y sofisticadas, al mismo tiempo que no podríamos mencionarlas todas aunque quisiéramos, pero si podemos describir algunas que van a dejar con la boca abierta a más de una de lo bien que van a lucir, pero sobre todo, de dar fe de que si es posible lograr atuendos que desborden sensualidad y sofisticación sin que una esté peleada con la otra.  Mientras se dé con las prendas y accesorios necesarios, podemos dejar ver nuestro lado más sexi sin apartar del panorama lo elegante.

Leggins y blusas

Muchas perciben al leggins como una prenda deportiva o casual, pero no tiene por qué cumplir ese rol todo el tiempo. Lo cierto es que puede verse muy elegante dependiendo de las prendas con las cuales sea combinado. Por ejemplo, es posible combinar una blusa negra holgada con unos leggins de tonos plateados y unos tacones del mismo tono de la blusa. A pesar de los sencillas y casuales que son las prendas que componen al atuendo, es increíble el efecto resultante de las mismas juntas. El toque sensual, desde luego, lo aportan los leggins al quedar ajustados y mostrar los contornos de tus piernas de una forma sutil, pero provocativa a la misma vez.

En cuanto al calzado, pueden ser unos tacones negros que sofistiquen aún más al atuendo y te hagan lucir más alta y estilizada. En caso de que no poseas unos tacones negros, puedes optar por unos tacones de un color dorado que resalten entre colores bastante opacos y oscuros. Para hacer juego con un calzado como este, puedes usar otro detalle dorado como unos zarcillos una gargantilla o un bolso.

Blusa y cantera rojas con falda

En la gran mayoría de las veces, buscamos que nuestra cartera combina con alguna de las prendas que vamos a usar y esta combinación no es la excepción. Es más, la cartera va a combinar con casi todo porque estamos hablando de una combinación en la que la blusa, la cartera y los tacones van a ser de color rojo. La falda con la que va a combinarse todo será de color negro y llevara un cinturón de cuero que dé el toque elegante al look. Estamos tomando como ejemplo el color rojo, pero puede ser reemplazo fácilmente por el azul o el amarillo. Solo es cuestión de que los tonos se usen de la misma forma para crear el efecto deseado.

En caso de que no posean una falda negra a la puedas colocarle un cinturón de cuero, la puedes reemplazar por una falda jeans, pero debes tener muy presente que esto va a restarle formalidad al atuendo.  Va a verse bien de todas formas, pero el look será mucho más casual que el anterior.

En el caso de los tacones, también tienes la posibilidad de cambiar el color. Si no tienes tacones rojos, los puedes reemplazar por unos negros que van a dar la misma sensación de equilibrio y pulcritud. Recuerda que deben ser rojos o negros ya que, de lo contrario, vas a cometer un desatino y será lo primero que noten los demás al mirarte.

Blusa y zapatos verdes con falda blanca

Este estilo es sumamente parecido al anterior con la diferencia de que los colores son más discretos y menos intensos. En este caso, vas a combinar una blusa verde con transparencias, unos tacones del mismo color y una falda blanca. En este look, se puede decir que el verde reemplaza al rojo y que el blanco reemplaza al negro, pero el resultado es el mismo en términos de clase y etiqueta.

Aquí aplica lo mismo de la falda jeans en lugar de la blanca. Puedes reemplazar a la falda blanca por una de jeans, pero teniendo en consideración que el look va a tomar un aspecto mucho más casual siendo una de las combinaciones sexis más cómodas.